14 jun. 2008

Que si mis sueños consiguieran salir de su casa, juraría que volverían loco al mundo, el mundo que tanto odian y por tal motivo lo destruirían. No buscan hacer el bien a nadie, ni siquiera a mi mismo, son pájaros rojos con venas saludando desde el aire, tratan de encontrar el escondite que se les fue y la única cueva que les puede ofrecer todo aquello que ellos buscan es la cabeza de cualquiera.

Cuidado hermano, se pueden dirigir hacia ti en el momento justo en que acabes de leer, no sabrás lo que paso, pensarás que el escrito lo habías pensado hace un momento, pero no, será la cruel realidad, la realidad de la necesidad de saber.

Andad pájaros, buscar un conocimiento que los pueda engrandecer y así devorar el mundo odiado, andad muchachos y destruir las mariposas que revolotean alrededor de la felicidad creada con la satisfacción de las necesidades materiales, vayan a buscar la banalidad de las personas, denle duro, mátenlas, devórenlas para al final escupirlas, que no son fuente de vida como lo son ustedes, verdadera necesidad, única y sencilla necesidad.

0 comentarios:

 

Copyright 2010 Dios escucha por los ojos.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.