30 may. 2008

Que los sueños disipen tus dudas
y que el viento porte tu mensaje,
aquel que lleva la historia
de amores y flores frecuentadas.
Deja los hechos formados
en la vida común y corriente,
por que de ellos nunca vives
pero te acercan más a la muerte.
Corre por las praderas
creadas en tu mente,
que el tiempo es infinito
en aquel sitio que te hace fuerte.
Fuerte como David
con su honda de piel
que da muerte al gigante
pero la fe siempre en él.
Anda, arranca las barreras
que te impusieron los viejos,
ancianos sin piel ni ideas
creadores de sufrimientos.
Tírate al vacío mágico,
existente en tu cabeza,
el viaje es pasajero y ligero
con posibilidades de ser eterno.

0 comentarios:

 

Copyright 2010 Dios escucha por los ojos.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.